Por: Álvaro Méndez

Me encanta hacer un viaje para celebrar la llegada del Año Nuevo, y he tenido la fortuna de celebrarlo en varias ciudades o playas. Lo que siempre busco es mantener la fiesta hasta muy entrada la mañana del primer día del año, pero de todos mis viajes de año nuevo, tendría que recomendarte mi destino favorito, que sin duda es SoBe.

He disfrutado diferentes destinos de playa Sitges en Barcelona, pero ninguno tiene un distrito gay tan divertido, lleno de cafés o restaurantes de todo tipo como Nexxt Café, los bares más chic como el MOVA y los mejores antros gay que te puedas imaginar como el Score —todos frente o muy cerca de la playa—. Me volví loco viendo la gente más hermosa en los sofisticados clubes de playa como el súper de moda Hyde Beach, o simplemente caminando por Ocean Drive (la avenida que corre junto a la playa), que es una verdadera pasarela con los modelos más hermosos. Tomé miles de fotos pero ninguna le hace justicia al lugar y a la experiencia que estaba viviendo.

Te aconsejo no te pierdas Lincoln Road, una avenida peatonal llena de lugares sorprendentes. Se trata del distrito gay por excelencia y va cambiando su sabor durante el día; me la pasé increíble en diferentes bares y dance clubs con la mejor música y ambiente, todos me gustaron pero mi preferido es el súper famoso Twist, tiene varias pistas de baile con diferentes estilos de música, ambientes y espectáculos en vivo, además cuenta con una gran terraza y el bar que es todo un clásico. Para la irrepetible noche de año nuevo no podíamos quedarnos en un solo lugar; primero festejamos e hicimos el
conteo para recibir el año en el LI, dentro del Hotel Fontainebleau; ya más tarde entramos al Space, allí nos divertimos hasta cerca del amanecer, cuando nos fuimos a la playa a ver el sol salir en el fantástico Nikki Beach…¿Qué más te puedo decir? Cada lugar iba superando al anterior.
Por supuesto que SoBe tiene las modernas cadenas de hoteles regulares, fantásticos hoteles gay o gay friendly, muchos con el estilo Art Deco de Miami. Nosotros nos hospedarnos en el clásico Hotel Beacon, en el corazón del ambiente.
Tiene varios tipos de habitaciones con todas las comodidades, excelentes precios que te recomiendo, pero lo mejor es que está ubicado en un lugar muy céntrico.

¡No esperábamos la gran cantidad de compras que hicimos! Había tantas rebajas que tuvimos que aprovechar las ofertas en este paraíso de shopping. Desde pequeñas boutiques de autor en pintorescas calles peatonales, tiendas de diseñador
en avenidas comerciales como Collins Avenue, hasta grandes centros comerciales como Aventura Mall o Bal Harbour, y por supuesto outlets como Sawgrass Mills.
¡En verdad que South Beach es uno de los mejores destinos gay del mundo! Imagino que todo el año es sensacional, pero durante la semana de año nuevo sentí siempre un ambiente de alegría, descanso para recargar pilas y un ambiente relajado para iniciar un nuevo ciclo. Por eso si me preguntas cuál es el mejor destino para festejar el año nuevo, te recomiendo South Beach y el área de Miami, que ¡tiene absolutamente todo para disfrutar al máximo!